La nueva mascota: el faceperrito

Que las redes sociales afectan a nuestra manera de relacionarlos es un hecho, un ejemplo, el amigo pelota que siempre te da la razón ahora se ha sustituido por el faceperrito

Lo tengo que reconocer, me encantan las redes sociales, y aunque muchoas la odien por lo que supone Facebook me encanta en particular. No tanto por ser la red social de mayor éxito o por las múltiples funcionalidades que tiene, sino por un montón de situaciones en las cuales me ha aportado cosas muy buenas:

  • Dentro de un mundo globalizado, donde hoy trabajamos aquí y mañana allí, donde no tenemos tiempo ni para respirar, saber cómo va la vida de amigos que se han ido a Argentina, Estados Unidos, o simplemente a Valladolid a vivir es un auténtico lujo.
  • Esta sociedad, nos lleva a aislarnos a cada uno en un entorno relativamente pequeño, incluso viviendo a unos pocos kilómetros puedes no ver a alguien durante años o incluso nunca más
  • Encontrar amigos y conocidos, antiguos compañeros de trabajo, colegio, universidad... un nostálgico placer no conocido antes de las redes sociales
  • Estar al día de las agrupaciones en las que participas o en las que algún día participaste y a las que ahora ya no puedes dedicar tiempo te permite no desvincularte totalmente
  • Últimamente he comprobado que utilizamos mejor esta red social: personas perdidas que se buscan, objetos perdidos que alguien encuentra, alguien vende algo de segunda mano, pedir recomendaciones sobre sitios a visitar...

Estamos madurando en el uso de internet y en el uso de las redes, pero no todos, lo tengo claro. Simplemente hay costumbres que no se pierden y que demuestran la personalidad de cada uno.

Llevo unas semanas comprobando el comportamiento de los usuarios con el famoso botón "me gusta", no es que sea masoca, es que en mi empresa estamos implantando una red social interna y también tiene el botón en cuestión, su significado en el mundo empresarial se pierde. El caso es que este "mini estudio social" me ha servido para comprobar que hay múltiples usos del botón en cuestión

  • Pulsar me gusta significa que alguien ha escrito algo que, efectivamente, me gusta o me hace gracia
  • Pulsar me gusta significa alguien ha escrito algo que no me gusta pero en lo que apoyo al que ha leído y pulsaría en el botón "estoy contigo", pero no hay
  • Pulsar me gusta significa efectivamente que alguien ha escrito algo que quiero que los demás vean que me perece bien y lo lean por lo tanto en mi muro (y dicho de paso soy un vago por no compartirlo sin más)
  • Pulsar me gusta significa efectivamente que alguien ha escrito algo y quiero demostrar que lo he leído

Estos últimos son los más curiosos, sobre todo llegado al extremo. He encontrado un par de casos, no mucho y no en mi muro, tengo que decirlo, de gente que pulsa me gusta a todo lo que escribe otra persona concreta. ¿Os acordáis del típico amigo pelota que siempre te daba la razón y que incluso cambiaba de opinión rápidamente cuando opinabas diferente? Pues eso también existe en facebook, hay usuarios que siguen a sus amigos y, por quedar bien, le dan al me gusta a todo lo que escriben. ¿Que pone a parir a los políticos de izquierdas? me gusta, ¿que critica al gobierno de derecha? me gusta, ¿que se declara un antitaurino? me gusta, ¿que se va de vacaciones al caribe? me gusta, ¿que pincha una rueda y sufre un atasco de mil demonios? me gusta... estos son los que yo llamo faceperritos, me los imagino moviendo la cabeza arriba y abajo con la lengua fuera mientras le dan una y otra vez al iconito del pulgar hacia arriba. Hay más de los que piensas, échale un vistazo a tu muro a ver si tienes alguno.

Señor Mark Zuckerber, por favor, ponga usted en Facebook una nueva funcionalidad: marcar me gusta automáticamente a las entradas de una lista de personas, le ahorrará horas de trabajo a los faceperritos.

  • Lecturas 62